4 Beneficios de Yoga y Meditación que Transformaron mi Vida

Mi vida antes de descubrir yoga y meditación

Aprender a meditar con constancia y practicar yoga y meditación como parte de mi estilo de vida marcó un antes y un después en mi forma de vivir y en mi día a día.

Antes de hacer yoga y meditación trabajaba a tiempo completo como modelo y estaba constantemente estresada. Básicamente me pasaba el día corriendo de un casting al siguiente para conseguir trabajo.

Aunque me gustaban ciertos aspectos de mi vida de entonces, como viajar y conocer gente nueva porque era divertido, lo cierto es que sufría altos niveles de estrés y ansiedad.

Qué me llevó a practicar yoga y meditación

Lo cierto es que me hacía mucha falta aprender a meditar y practicar yoga, porque solía preocuparme por todo y me sentía desconectada de mí  y del mundo que me rodeaba.

Como consecuencia a todo el estrés, en la época que no hacía yoga y meditación sufría migrañas con frecuencia y me daban brotes de falta de confianza y de autoestima.

Por supuesto, todo esto acabó afectando a mi salud y con el tiempo acabé desesperada por encontrar una solución, que más adelante me llevaría a practicar yoga y meditación.

Aprender a meditar fue el comienzo de mi aventura

Como me interesaba aprender a meditar, comencé a leer un montón de libros espirituales y de auto-ayuda y me rodeé de personas que practicaban relajación y meditación.

Probé muchos tipos de clases para aprender a meditar, que me eran de más o de menos ayuda. Y al fin, después de mucho buscar, encontré una práctica de yoga y meditación que realmente funcionaba para mí.

Se trata de un estilo de yoga y meditación que incorpora respiración, enfoque y visualización, acompañado de posturas físicas que ayudan al cuerpo a estar sentado meditando cómodamente.

Y puedo decir rotundamente que esta práctica me ha cambiado la vida por completo. Aquí te cuento cuatro beneficios de yoga y meditación que me han ayudado profundamente:

1. ALIVIO DEL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD

Yo tenía un nivel de estrés y ansiedad terrible, así que al aprender a meditar el primer beneficio que noté fue su alivio.

Ser capaz de estar sentada sin moverme y aprender a meditar y a estar presente me ayudó muchísimo a calmar mi mente reactiva y a sentirme más en paz conmigo misma.

Aparte de lo mucho que me ayudó la parte más física de yoga, pude experimentar por mi misma 3 maravillosos beneficios que tiene la meditación para el estrés.

Cómo mejoró mi vida al aliviar el estrés

Al poco de empezar a practicar yoga y meditación, me di cuenta de que mi manera de lidiar con los desafíos del día a día comenzó a cambiar completamente y  en mi vida había más armonía.

Gracias a hacer yoga y meditación empecé a sentirme con los pies más en la tierra y no tan energéticamente dispersa, reaccionando menos a situaciones estresantes, que ya no me controlaban como antes.

2. MEJOR ENFOQUE MENTAL

Tras aprender a meditar, hacer mi sesión de relajación y meditación todos los días era todo un desafío. Mi mente saltaba de un pensamiento a otro como si fuera un mono neurótico saltando de rama en rama.

Incluso podía quedarme tan mentalmente exhausta que me empezaba a dormir o desconectaba por completo durante la relajación y meditación.

Pero con un poco de perseverancia y aceptación de dónde estaba en cada momento, empecé a estar más enfocada en durante mi rutina diaria de yoga y meditación.

Y esto trajo muchos resultados positivos, ya que  como consecuencia, también estaba más enfocada en el trabajo y todos los demás momentos de mi vida diaria.

3. MEJORA DE LA AUTO-CONSCIENCIA Y LA AUTO-ESTIMA

A través de hacer yoga y meditación me volví más consciente de mis pensamientos negativos. Noté que me criticaba constantemente y que nunca me sentía suficiente, lo que afectaba profundamente a mi vida.

Gracias a practicar yoga y meditación me volví más consciente  de mis propios pensamientos y comencé a sentirme mucho más positiva.

Al final, me di cuenta de que todas las limitaciones que pensaba que tenía, no eran más que falsas historias fabricadas que me repetía constantemente en la cabeza.

Y no solo pude identificar las falsas historias por lo que eran, al hacer yoga y meditación comencé a darme cuenta de que podía lograr cualquier cosa que me propusiera. ¡Y esto si que era verdad!

4. SENTIMIENTOS DE GRATITUD Y AMOR

Al aprender a meditar, sentarme quieta y cesar la cháchara mental pude crear más espacio en mi. Y lo que quedó fue un profundo sentimiento de indescriptible amor, gratitud y energía.

Al entrar en un estado de relajación y meditación, logré experimentar grandes sentimientos de amor y aceptación que sigo experimentando cuando practico yoga y meditación.

Incluso ahora, al recordarlo mientras escribo esto, siento mi corazón expandiéndose como si fuera a estallar y tengo lágrimas en los ojos.

Practicar yoga y meditación me ha ayudado a sentir tanta gratitud y amor por la vida y  por las personas que hay en ella, que a veces lo único que siento es alegría vibrando en cada célula de mi cuerpo.

¡Prueba esta terapéutica postura de yoga en una breve clase gratuita que puedes hacer en cualquier momento!

¿Tú también quieres hacer yoga y meditación como parte de tu estilo de vida?

Si tú también estás buscando más paz, armonía y calidad de vida, puedes descubrir el poder de practicar yoga y meditación como lo hice yo con la práctica que me cambió la vida.

Compartir mis experiencias al empezar con yoga y aprender a meditar no tendría ningún sentido si no te ofreciera la oportunidad de  probar la práctica de yoga y meditación que tanto me ayudó.

Por eso te invito a probar nuestras clases de yoga y meditación durante 14 días gratis para que puedas experimentar por ti mismo los cambios que puedes generar en tu vida.

¡Nos vemos en la esterilla!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
error: